Ritual de Revocación de votos Karmicos

0
16

Los votos karmicos son decretos de obediencia que hemos hecho en vidas pasadas. Sobre todo cuando entramos a formar parte de órdenes religiosas o iniciáticas o cuando, debido a experiencias traumáticas que vivimos, nos juramos “Nunca volveré a…” o “De ahora en adelante y por toda la eternidad…” y cosas por el estilo.

¿Por qué conviene revocarlos? Porque algunos de ellos siguen actuando hasta el tiempo presente y nos obstaculizan la vida actual o nos impiden gozar de aquello a lo que prometimos renunciar. Por ejemplo, no te permites tener dinero si te tomaste muy en serio tus votos de pobreza en otra encarnación; o no acabas de disfrutar del sexo sin culpa con tu pareja por tus antiguos votos de castidad y celibato, etc.

Instrucciones:

Copia o imprime el texto de la “Revocación de votos contraídos en vidas pasadas”, que aparece unas líneas más abajo en esta misma página.

Realiza un ritual o una meditación especial en la que solicites la ayuda de tu alma o de tu Ser Superior, de tus guías y maestros y de todas aquellas almas de todos los involucrados en los contratos que has establecido en vidas pasadas. Después lee en voz alta el texto de revocación cuantas veces quieras hasta sentir en tu alma que en verdad ya te has liberado. Entonces fírmalo y después quema el papel y olvídate del asunto.

REVOCACIÓN DE VOTOS CONTRAÍDOS EN VIDAS PASADAS

Pido perdón a Dios, a mi conciencia y a quien corresponda por las veces que maté o sacrifiqué a seres animales o humanos con o sin su permiso en nombre de Dios o en contra de Dios.

Pido perdón a Dios, a mi conciencia y a quien corresponda por todos los actos en contra de la vida que he realizado en ésta y en otras vidas o momentos de mi existencia, contra mí o contra cualquier ser vivo.

Yo me libero de todos los votos contraídos en ésta y en otras vidas o momentos de mi existencia.

Renuncio y me libero de todos los votos relacionados con la pobreza.
Renuncio y me libero de todos los votos relacionados con la castidad.
Renuncio y me libero de todos los votos relacionados con la flagelación y el autocastigo.
Renuncio y me libero de todos los votos de limitaciones relacionados con la alimentación.
Renuncio y me libero de todos los votos de morir en nombre de Dios.
Renuncio y me libero de todos los votos de matar en nombre de Dios.

El día de hoy me perdono a mí mismo y decreto que de aquí en adelante:

Me permito experimentar prosperidad y abundancia en todos los aspectos de mi vida.
Me permito recibir dinero por cualquier actividad que desempeñe como medio de subsistencia.
Me permito experimentar deleite con los alimentos en la forma y cantidad que desee ingerirlos.
Me permito gozar de una sexualidad sana y plena.
Me permito tener y disfrutar todo lo que desee en conformidad con mi Plan Divino.

Por el poder de Dios que hay en mí, así es, así es, así es.

Lugar:
___________________________

Fecha:
___________________________

Firma:
___________________________

Después de firmar la carta, leete todo en voz alta. Dobla el papel y quémalo.

Imagina que tal como se quema ese papel se rompen los lazo karmicos de tu pasado y se convierten en cenizas.

Sal a la ventana o al balcón, sopla esas cenizas y deja que  vuelen y desaparezcan para siempre de tu vida.

Fin del ritual

Angeles Castell Marcos

Post relacionados:

REENCARNACIÓN Y BLOQUEOS EMOCIONALES (Parte I)

BLOQUEOS EMOCIONALES (Reencarnación II)

BLOQUEOS EMOCIONALES (Reencarnación III)

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here